¡Todos a la plaza! ¡Nunca más militares en las calles!

¡Todos a la plaza! ¡Nunca más militares en las calles!

Locales

El 26/7 tenemos que llenar la plaza San Martín, convocamos para las 17hs para repudiar el decreto de Macri que permite la injerencia de las FFAA en la seguridad interior.

Seguramente, en la lujosa cena con Lagarde no habrá estado ausente la reforma de las Fuerzas Armadas anunciada por Macri. Tampoco en los contactos íntimos del G20, cuando la aplicación de los planes del FMI están produciendo rebeliones populares –y sangrientas represiones- en Nicaragua, Haití y Panamá. Los anuncios son un claro complemento en materia de reforzamiento represivo del Estado, de la enorme ofensiva contra los trabajadores pactada en el memorándum del crédito del FMI. El combate al narcotráfrico invocado para la reforma que verá la luz mediante un decreto, es la excusa clásica del Pentágono norteamericano para justificar el emplazamiento de bases militares por toda América Latina. Ya conocemos sus resultados en México, país largamente militarizado, donde el narcoestado ha avanzado de la mano de la participación de las Fuerzas Armadas en cuestiones internas hace décadas. Al mismo tiempo, hemos conocido las masacres de las rebeliones y movimientos populares como la de los estudiantes de Ayotzinapa o el ahogo en represión de la rebelión de Oaxaca a partir de la huelga general de los maestros de esa provincia en 2006, entre tantas. El decreto que conoceremos por el Boletín Oficial, modificará la ley de Seguridad Interior que prohíbe la participación de las FFAA en cuestiones internas, lo que es una alteración del régimen político por vía de un decreto. Se valen de un difuso concepto de “agresión de origen externo” que contempla el accionar “contra la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de nuestro país”. La maniobra de gran alcance consiste en enviar miles de efectivos del Ejército y la Armada a las fronteras a cumplir las funciones de la Gendarmería, cuyas fuerzas serán volcadas al control social interno, es decir a la represión al movimiento popular como ya las vemos actuar hace tiempo, incluso mucho antes de la gestión Macri, con Berni y con Milani como Comandante en Jefe. La continuidad entre este gobierno y el anterior está dictada por la adscripción a la política “antiterrorista” que dio origen a la nefasta “ley antiterrorista”, que ciertos “republicanos” macristas cuestionaron en tiempos del kirchnerismo pero de la que jamás volvieron a hablar y está vivita y coleando más que nunca con estos anuncios. No se trata solo de una cuestión de DDHH, que sin dudas lo es, sino de la preparación de un régimen para descargar su fracaso sobre la mayoría trabajadora nacional, que de eso se trata la letra grande y la letra chica del pacto con el FMI. Es un aspecto de la garantía de su aplicación y por lo tanto la anulación de todas estas medidas merece ser incorporada a una campaña política de las organizaciones obreras y populares. La CGT en lugar de pedir reuniones con el FMI y atención a las “consecuencias sociales del ajuste”, debería llamar a un congreso de todos los sindicatos argentinos con mandato de sus bases, para enfrentarlos con la huelga general y la movilización popular. Ya dijimos NUNCA MÁS, hagamos efectivo esta grito con la movilización en las calles. 

Es por esto que adherimos a la convocatoria de la Comisión Verdad y Justicia Chacabuco a movilizar el 26/7 a las 17:00hs en la plaza San Martín.

Partido Obrero Chacabuco

Comenta con Facebook

comentarios

Escriba una opinión

Cooperativa de Trabajo Chacabuco de Radiodifusión Ltda.

Remedios Escalada de San Martín 76 - (6740) Chacabuco (B)

Tel. (02352) 426156 - Cel. (02352) 15 442890

E-mail lt36radio_chacabuco@yahoo.com.ar

Buscar

Back to Top