PANDEMIA: AUMENTÓ EL CONSUMO DE ALCOHOL EN LA REGIÓN…..por Mauricio Francolino

115

CUARENTENA: AUMENTÓ EL CONSUMO DE ALCOHOL EN LA REGION

En tiempos de aislamiento la ingesta de bebidas alcohólicas se incrementó en relación a la situación previa a la pandemia. Argentina y sus países limítrofes no son la excepción, según datos de instituciones y profesionales especializados en la temática puede observarse que el consumo de alcohol aumentó tanto en cantidad como en la frecuencia.

Una encuesta desarrolla a nivel nacional por investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Córdoba mostró que más del 72% de los participantes reconoció haber consumido alguna sustancia psicoactiva durante el período de aislamiento, de las cuales un 41% aumentó la frecuencia y un 33% la cantidad consumida. El alcohol ocupa el primer lugar con más de la mitad de los casos entre quienes incrementaron su patrón de consumo.

Otro relevamiento que incluyó al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) fue presentado a fines de Mayo por el Instituto Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. El trabajo indicó que en esa etapa del aislamiento el 45% de los consultados bebió más alcohol, y que se triplicó la cantidad de personas que tomó todos los días, donde el grupo entre los 35 y 44 años fue donde se incrementó mayoritariamente esa frecuencia de consumo.

La psiquiatra especializada en conductas adictivas y Jefa de la Clínica de Adicciones de INECO, Agustina Cosachov, indicó a este medio que “al ser complejo delimitar rutinas, tiempos de trabajo y de ocio tendemos a buscar gratificaciones y satisfacciones instantáneas como la comida, el alcohol u otras sustancias”. Desde esa institución fundada por Facundo Manes, la doctora agregó que “las sustancias como el alcohol activan el sistema de recompensa cerebral”.

El gobierno de Uruguay está desarrollando una consulta que finalizará a fines de este mes. No obstante esto, un grupo de investigadores realizó una encuesta que revela que una de cada tres personas aumentó el volumen de consumo de aquella sustancia que ya utilizaba previo a la pandemia; siendo el alcohol, con un 90%, lo más consumido en el último año. El doctor en Psicología y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Paul Ruiz, señaló a este medio que “aquellas personas que aumentaron el volumen y la frecuencia de consumo han mostrado mayores niveles de malestar psicológico”.

Con respecto a Brasil, una investigación de la Fundación Oswaldo Cruz, realizada en colaboración con la Universidad Federal de Minas Gerais y la Universidad Estatal de Campinas, permite observar un incremento del 18% en el consumo de alcohol durante la pandemia, donde casi no hay distinción entre la ingesta entre hombres y mujeres, y ese porcentaje asciende a 26% en la franja etaria entre los 30 y 39 años. Desde la Embajada del Brasil en Argentina informaron “no tener conocimiento de ningún informe gubernamental” sobre esta tematica.

Desde el gigante sudamericano, la presidenta de la Asociación Brasileña para el Estudio del Alcohol y otras Drogas, Renata Brasil Araujo, expresó a este medio que “las personas creen que las bebidas alcohólicas son remedios para la ansiedad y la depresión en la pandemia, pero terminan induciendo estos síntomas, lo que también aumenta la agresión y la impulsividad”.

Desde Chile, la Jefa de Prensa del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol de Chile (SENDA), Constanza Cruz, comunicó a este medio: “No tenemos información certera de cómo se han comportado los chilenos con respecto al consumo de alcohol y otras drogas en medio de la emergencia sanitaria”. Y adelantó que lanzaron la primera encuesta sobre este tema que ya cuenta con más de 30 mil participantes. Según datos previos al aislamiento, el Organismo trasandino indica que un 43% de las personas reconoció haber tomado alcohol en el último mes y que uno de cada cinco se embriagó.

En Paraguay, el Dr. Julio Torales, jefe interino de la Cátedra y Servicio de Psiquiatría del Hospital de Clínicas, mencionó al diario local Última Hora que durante la pandemia aumentaron los problemas asociados al consumo del alcohol y otras drogas ya que las personas los usa como mecanismo de afrontamiento y de escape al aislamiento.

Sin respuesta oficial sobre el tema en cuestión, los datos del Centro Nacional de Adicciones del Ministerio de Salud permiten observar que la ingesta de alcohol era un problema en esa sociedad previo a la pandemia. En 2016 más de la mitad de la población consumía alcohol y casi un cuarto lo hacía de manera excesiva.

El consumo de bebidas alcohólicas es una problemática que también hace mella en Bolivia. Luego de la flexibilización del aislamiento las personas salieron a adquirir alcohol en cantidad, explican desde la Asociación de Alcohólicos Anónimos de La Paz. Según informó esa Institución al diario local La Razón, en el periodo de cuarentena el consumo se incrementó con relación a la etapa previa a la pandemia. Los datos solicitados por este medio a la Agencia Boliviana de Información aún no fueron recibidos.

En el mundo cada año mueren unos tres millones de personas debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa más del 5% de todas las defunciones, y además es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos, menciona la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si a este fenómeno le sumamos el contexto de pandemia y aislamiento donde el consumo de alcohol se ha incrementado es posible que las próximas estadísticas arrojen cifras más dolorosas.

*Mauricio Francolino (Periodista – cursando actualmente posgrado de Periodismo de Investigación USAL-Perfil)

Comenta con Facebook

comentarios

DEJA TU OPINION

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí