CORONAVIRUS: tratamiento con corticoides reduce la mortalidad en pacientes graves

184

Por Mauricio Francolino (Periodista-cursando posgrado de Periodismo de Investigación de USAL-Perfil)

En Reino Unido la Dexametasona aplicada en pacientes con Covid-19 redujo en un tercio las muertes de aquellos asistidos con ventilación mecánica. Este corticoide de bajo costo, con un perfil de seguridad bien entendido y disponible mundialmente se ha convertido en el primer fármaco que salva vidas en esta pandemia. En Argentina es fabricado por varios laboratorios y una de sus marcas comerciales, en versión comprimidos, tiene un valor de 400 pesos para cumplimentar el tratamiento de un enfermo grave de Coronavirus.
El ensayo denominado RECOVERY (Recuperación) fue un estudio abierto, aleatorio y controlado que se desarrolló sobre el 15% de los pacientes hospitalizados (9355 personas) con Covid-19, en 176 hospitales del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, bajo la coordinación de los doctores Peter Horby y Martin Landray de la Universidad de Oxford.
Todos los participantes fueron tratados entre el 19 de marzo y 8 de Junio. A 2104 se les asignó una atención mediante la aplicación de Dexametasona (a razón de 6 miligramos cada 24 horas, por hasta diez días), a otros 4321 se los asistió según el estándar de atención habitual, y al resto se los destinó a otros tipos de tratamientos. Los resultados se conocieron el 16 de Junio e indicaron que en los pacientes del primer grupo, es decir los tratados con el corticoide, se redujo en un tercio las muertes de aquellos asistidos con ventilación mecánica invasiva, y en un quinto en los oxigenados sin esa asistencia. No hubo beneficios en quienes no estaban recibiendo soporte respiratorio.
“Es el primer tratamiento que ha demostrado reducir la mortalidad entre pacientes con COVID-19 que necesitan oxigenoterapia o ventilación”, dijo el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.
En Argentina la Dexametasona es producida por varios laboratorios bajo diferentes nombres comerciales, “uno de los más famoso es Decadrón”, expresó Tomás Orduna a la Agencia Télam. El jefe de Patologías Regionales y Medicina Tropical del Hospital Muñíz e integrante del Comité Asesor presidencial sobre Coronavirus también manifestó que “es una droga muy barata” y que puede administrarse por vía oral, intramuscular o endovenosa, dependiendo de las indicaciones.
De acuerdo a los precios y las drogas exhibidas en el portal Precios de Remedios el valor promedio para un tratamiento de enfermos que requieren oxígeno suplementario es de $380 en la versión comprimidos de la marca Dexalaf y de $2220 en el caso del Decadrón inyectable.
El Covid-19, como los otros seis tipos de coronavirus descubierto hasta la fecha, está compuesto por un núcleo de ARN (ácido ribonucleico, su material genético) y una membrana de la que sobresalen varias proteínas. Cuando el virus encaja sus proteína (S) en los receptores (ACE2) de la célula humana, este empieza a replicar su material genético gracias a la maquinaria celular humana, que una vez infectada, se pone a su servicio creando miles de copias. Esos nuevos virus salen de la célula e infectan a otras causando una inflamación sistémica de los vasos sanguíneos como sucede en los pulmones dificultando la respiración del enfermo. En ese momento es donde la Dexametasona cumple su función reduciendo la inflamación al actuar como las hormonas antiinflamatorias producidas naturalmente por el cuerpo.
“La manifestación más común de la infección es la neumonía viral con diversos grados de compromiso respiratorio y hasta el 40% de los pacientes hospitalizados pueden desarrollar el síndrome de dificultad respiratoria aguda”, explica un “paper” científico en la Web medRxiv.
Antes de la prueba RECOVERY la ausencia de evidencia confiable de ensayos clínicos reflejaba la incertidumbre sobre la efectividad de los corticoides en pacientes con Covid-19, expresa el reporte de la prestigiosa Universidad inglesa.
Unos días después de conocerse la noticia sobre la Dexametasona, el infectólogo y asesor del Gobierno argentino sobre temas de Coronavirus, Pedro Cahn, expresó: «Este es un ejemplo de como el paso del tiempo ayuda a los médicos a mejorar la atención de los pacientes . Inicialmente los corticoides estaban contraindicados para el tratamiento de pacientes graves de Covid-19 ya que los centros médicos que los habían utilizado observaron que los pacientes la pasaban peor, se morían mas». Y agregó sobre el ensayo de RECOVERY de Reino Unido: «en este nuevo estudio se usaron los corticoides en pacientes avanzados pero no tan avanzados como al principio. Es decir, se usó en pacientes internados en unidades de Terapia Intensiva, con situación crítica y con respirador, pero que no estan desahuciados, y ahí pudieron notar una diferencia»

Comenta con Facebook

comentarios

DEJA TU OPINION

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí